Hace muchos años se estreno en México una película llamada Punto de Quiebre, en la cual conocimos la historia de un policía interpretado por Keanu Reeves que se infiltra en una banda de asalta-bancos para descubrir que se traían. Patrick Swayze era el líder de dicha banda y al final… Bueno, si viste Rápido y Furioso sabes en que termina todo porque ese fue básicamente el remake pero con carros.

Ahora llega Punto de Quiebre, un remake V 2.0 en el cual los lugares principales los ocupan Luke Bracey y Édgar Ramírez. La premisa aquí es un poco distinta porque vemos a un Utah distinto, ex-famoso de YouTube que se integra al FBI para intentar redimirse… o algo así. El Bodhi de esta versión es, de cierta manera, un hombre que busca la iluminación y todo eso lo conseguirá venciendo los ocho de Ozaki, una serie de pruebas que desafían las fuerzas de la naturaleza.

luke bracey punto de quiebra

La realidad es que esto es un remake y a la gente habría que vendérselo con un título distinto. Si le hubieran puesto, no sé, Los Ocho de Ozaki, posiblemente no hubiera sido tan criticada por el público en EUA. Pero la realidad es que es una película muy divertida, dirigida para un público adolescente y cumple su cometido que es entretener.

De hecho todos los cuates que participan aquí, desde Ray Winstone hasta Teresa Palmer, parece que leyeron el guion y decidieron interpretar versiones llevadas al extremo de lo que leían en cada página. Son actuaciones demasiado acartonadas, pero finalmente el filme también lo es.

punto de quiebre wingsuits

Ericson Core dirige y hace la fotografía de la película y no me puedo quejar. Logra retratar los paisajes y las escenas de acción de una manera magistral. De hecho esto fue de lo mejor que hay en Punto de Quiebre pues me hizo asombrarme con todos los escenarios en los cuales estos “malandros” buscan vencer las fuerzas de la naturaleza.

Pero tal vez el verdadero problema de este filme resulta en que es bastante genérico y no ofrece algo que no hayamos visto ya cientos de veces en otras películas. Por eso está condenada a no destacar, a pesar de que sea un trabajo que ofrece un buen espectáculo en el cine. Pero finalmente es la moda que existe en Jalibud desde siempre, reciclar ideas, reempaquetarlas y dárselas de tragar al público hasta que se atasque.

Estoy seguro de que Punto de Quiebre va a ser una de esas películas que los adolescentes van a adorar porque va contra el sistema, mezcla YouTube con policías, hay deportes extremos y un grupo de cuates que quieren devolverle algo a la naturaleza. Ah si, olvidé mencionar que estos personajes ahora son un grupo de hippies eco-terroristas que buscan sanar a la madre Tierra y blablabla.

Si no tienes nada mejor que hacer y quieres divertirte un rato Punto de Quiebre es la opción para entretenerte con los cuates. Si quieres algo más profundo, inclusive más que el Sótano de las Golondrinas, definitivamente te recomendaría que buscaras algo más en la cartelera.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here