Tras varios meses de su estreno en EUA por fin nos llega Eliminar Amigo (Unfriended), una película de terror que está diseñada específicamente para asustar al público hypersensible.

Lo que hay que aplaudirle a esta cinta es que, de cierta manera, hace innovador el uso del famoso “material encontrado” que puebla tantas películas del género. Aquí toda la historia es contada a través de una pantalla de computadora y la protagonista principal es Blarie (que me recuerda a la bruja de Blair…) interpretada por Shelley Hennig.

Todo comienza cuando está viendo un vídeo de un suicidio, el de una compañera de escuela a prácticamente un año de su trágica muerte. Inmediatamente se pasa a tener una conversación candente con su novio Mitch (Moses Storm) y repentinamente se cuelan todos sus amigos en una conferencia grupal mediante Skype. Es allí que se dan cuenta de que alguien está usando una cuenta clandestina de la chica que se suicidó…

Y allí comienza el misterio porque nadie parece saber quien está detrás de ello y con el correr de la trama comienzan a develarse los secretos de cada uno de los asistentes. Las confesiones son cada vez más fuertes y los trucos y trampas que les pone este individuo son bastante manchados.

En si la película no es mala si tomamos en cuenta que les costó tres pesos hacerla. De hecho te mantiene atrapado por el dinamismo que tiene ver cada teclazo, pantalla y vídeo que sacan (igual y es por la costumbre de estar siempre frente a dispositivos electrónicos). Si es por mera creatividad, esta cinta sería altamente recomendable.

El problema es que la historia tiene una trama sumamente sencilla con giros de telenovela sumamente predecibles que sólo harán estremecer al público más susceptible. Muchos de los problemas son muy infantiles y la propuesta, aunque interesante y bien planeada, no termina por amarrar.

Los sustos dentro de Eliminar Amigo van de pésimos (al comienzo) a bastante entretenidos (ya casi al final). Así que con eso si cumple. Pero lo que es realmente terrorífico es saber la forma en la que las redes sociales pueden afectar a las personas. Si alguien sube un vídeo o foto tuyo, haciendo algo de lo que te arrepientas, es casi imposible quitarlo. Así que por esa parte si que crea escalofríos y es como usar al coco para asustar, sólo que aquí el coco puede tener hasta cuenta de twitter.

La realidad es que lo que se publica en redes sociales puede llevar a cabo la dinámica de víctima y victimario, aunque suene tonto. Así que el consejo y la moraleja de la cinta es: “No te quieras pasar de lanza subiendo imágenes, vídeos o información de terceros, porque la venganza es terrible y despiadada.”

Pero bueno, dentro de lo que cabe la película es entretenida. Las actuaciones son decentes y la narrativa está bien llevada. Al principio me imaginé que sería algo aburrido estar viendo una pantalla de computadora por hora y media, pero después recordé que ya lo hago sin tener que ir al cine. De hecho igual y otro problema de la cinta es que dura muy poco y si lo que buscabas era ir con tu pareja a perderte en la oscuridad de la sala, te hará falta tiempo.

No puedo recomendar Eliminar Amigo como una experiencia para ir a las salas de cine, pero se me ocurre que cuando salga en formato casero la veas en tu computadora, sólo para que todas las ventanas se confundan y aumente así el estado de psicosis que busca instalar esta película.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here