Había escrito otra reseña de esta cinta, pero posiblemente quedará arrumbada en el olvido de mi mente. Decidí desechar las más de 500 palabras porque definitivamente no era el tono que buscaba…

La Teoría del Todo no es una película mala, pero estoy dividido en mi opinión porque trata el tema del amor como un lapso pasajero del tiempo que termina siendo como un contrato que caduca después del tiempo. Algo tonto, pues lo que dan a entender implicitamente es que el amor supera el tiempo y el espacio… o esa tal vez era Interestelar.

El punto es que con esta cinta verás poco de las teorías de Stephen Hawking y mucho del tórrido y sufrido romance que tuvo con su esposa Jane Wilde Hawking. El filme como tal a momentos se siente fríamente calculado, como si cada una de las secuencias quisieran explotar el triste corazón de pollo de la audiencia, y la verdad es que caí un par de veces.

theory of everythin eddie redmayne stephen hawking pelicula

Tal vez eso fue lo que me hizo enojar. Porque la verdad es que no conocía nada sobre la vida de este Astrofísico, y al verla transportada a la pantalla me sentí identificado con ese drama que engendran las relaciones amorosas. Todo pinta genial y de un momento a otro es como ver al Titanic dirigirse irremediablemente contra el iceberg y saber que la gente morirá ahogada, congelada o algo peor. En la trama no existe el amor eterno que Jack le profesa a Rose ni viceversa.

Ver este romance en pantalla fue como recibir una bofetada en la cara, no con un yunque porque eso te dejaría inconsciente, es más bien con un pato de hule porque además de la humillación te queda el maldito ardor. Tal vez por eso esta es una película tan buena.

Mediante las actuaciones de Eddie Redmayne y Felicity Jones nos transportamos a la semilla de lo que será una relación duradera, con tormentos, pero también con mucha felicidad. Es el drama matemático de la vida misma. ¿Por qué no se puede tener todo en la vida? Tienes una esposa hermosa que te ama y unos hijos que son como ángeles… Pero postrado contra una silla de ruedas.

eddie redmayne stephen hawking teoria del todo

Es tan inevitable el hundimiento del Titanic como el hecho de que una relación así está destinada a fracasar si no existe el amor verdadero. Ya sé de todas esas lecciones de desapego que intentan vendernos los “gurus” de superación personal, pero realmente, ¿qué no se puede tener un amor sincero que lo aguante todo a pesar de los embates y tentaciones de la vida?

Igual y es mi mentalidad fantasiosa y romántica, pero si espero poder profesar amor eterno y no rajarme a la hora de la hora. Y aquí lo señalo porque al final muchos se rajan. ¿Dónde quedó el compromiso? ¿Dónde quedó el amor? Posiblemente se los llevó un hoyo negro con su fuerza infinita para succionar y desaparecerlo todo… en cuanto veas el filme sabrás a lo que me refiero.

Hay quienes dirán que somos humanos, pero mi idea es que el Amor nos puede elevar a ser algo más, nos puede impulsar por medio de la voluntad a alcanzar la divinidad y perder la forma humana y eternizarnos por siempre.

Pero bueno, la película me gustó y no me gustó. Me gustó porque muestra actuaciones fantásticas y una historia dramática. No me gustó porque refleja esas situaciones que a veces son inevitables, aunque esto último es simplemente mi forma de decir que está sumamente bien contada.

Te recomiendo La Teoría del Todo porque igual y viéndola todos podremos vivir un romance estilo Stephen y Jane, sin terminar ahogándonos en el infinito espacio del amor. [Escribir reseñas es terapéutico :P]

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here