Cuando se estrenó Sin Escape (No Escape) en EUA mucha gente la tomó como una película racista, reacción bastante infantil en mi opinión, y no se enfocaron en disfrutar la excelente aventura que presenta.

Sin Escape es una historia en donde un ingeniero, Jack Dwyer (Owen Wilson), consigue trabajo y tiene que mudarse con su esposa y dos hijas al Sudeste de Asia (un país que no nombran en la película para, supongo, no ofender).

Su esposa, Annie Dwyer (Lake Bell), no arma un borlote inmediatamente, pero es obvio que extraña su hogar y su antigua forma de vida. Sus hijas (Claire Geare y Sterling Jerins) si que lo arman, pero apoyan a su papá. Hay drama y demás pero todo pasa con la promesa de que las cosas mejorarán. Eso no sucede.

Cuando llegan al Hotel en donde vivirán se dan cuenta de que el internet ha sido cortado, no funcionan los electrodomésticos y el personal comienza a actuar de manera extraña. Joder, esta podría ser una muy buena película de zombies con ese setup. Familia extranjera en un país extraño, sin conocer a nadie (bueno, por “azares del destino” conocen al aventurero Pierce Brosnan) y en el quinto infierno…

Todo va de mal en peor cuando a la mañana siguiente se desata una revolución y comienzan a matar a los extranjeros. Supongo que daban puntos dobles si cazabas a un gringo y lo destripabas ahí mismo.

Jack Dwyer, como el buen padre de familia que pretende ser, tendrá que salvar a su familia de las hordas de revolucionarios y encontrar la seguridad. ¿En dónde? Es allí hasta donde paro de contar la trama, porque será mucho mejor que lo descubras.

sin escape familia

Me gustó esta película porque a resumidas cuentas es de zombies sin serlo. Humanos matando humanos. Hay violencia, sangre, disparos. Sufrimiento. De todo un poco y es interesante porque ponen al hombre promedio, muy bien actuado por Wilson, en una situación estresante que lo saca por completo de su zona de confort, aún sin merecerlo, y lo avientan al ruedo para proteger a sus seres queridos.

Aunque no lo parezca, Sin Escape es una muy buena película y me la pasé muy bien viéndola. La historia te atrapa por la cantidad de tensión que encierra, finalmente es una familia unida, con valores, y su fuerte es no dejarse vencer haciendo hasta lo imposible para sobrevivir.

El personaje principal cumple su función muy bien y es la de generar empatía hacia él. ¿Qué harías si alguien quiere matar a tu familia? Esa pregunta se responde una y otra vez a lo largo del filme.

pierce brosnan sin escape

Pierce Brosnan tiene un papel de Don Chingón al que ya deberíamos de habernos acostumbrado y está bien empleado porque no le resuelve la vida de manera obvia a Wilson; él tiene que luchar con todo para encausar esa ayuda que le prestan.

Esto fortalece bastante a los personajes y es una excelente dirección de la historia por parte de John Erick Dowdle, quien escribió el guion y también dirigió. Las actuaciones son muy buenas, pero sin llegar, obviamente, a ser dignas de un Oscar. Los actores cumplen muy bien.

Habiendo dicho todo esto, Sin Escape me pareció una película muy entretenida; de esas que te mantienen al borde del asiento esperando que todos los miembros de la familia se salven. Si no puedes verla en el cine, si te recomiendo que le eches un ojo en cuanto esté en Netflix o similares. Te la recomiendo, vale la pena para pasar el rato.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here