Este viernes primero de abril como de costumbre nos llegan nuevos estrenos, pero entre ellos nos llega uno que había estado esperado desde hace tiempo The Adjustment Bureau, o llamada en México Los Agentes del destino, con Matt Damon, Emily Blunt, Anthony Mackie, John Slattery y Terence Stamp, dirigidos por George Nolfi y basado en un cuento del maestro Philip K. Dick.

La historia va sobre David Norris (Matt Damon), quien se postula como senador para New York, pero durante su campaña conoce a Elise (Emily Blunt), una divertida y singular chica, que es bailarina de ballet moderno, de quien se enamora, al igual que ella de él; y hasta ahí la historia va bien, el problema aparece cuando David es intervenido por los Ajustadores.

Quienes tratan de persuadirlo de que se olvide de ella porque simplemente el plan del mundo no es así, y su destino es no estar juntos, además de que sus carreras de ambos se truncaran si continúan juntos, por lo que David deberá decidir si la deja y continua con el plan de los ajustadores o se rebela y pela por su amor.

La temática de la película es muy buena además de que explora y explota mucho la paranoia general, que existe, sobre todo en EUA, de que una compañía o sociedad controla al mundo y se asegura que todo vaya como ellos decidan que vayan, y que seguramente es un elemento principal del cuento “Adjustment Team” de Philip K. Dick, en el que está basado.

Para los que esperan una película de mucha acción como las que están acostumbrados a ver de Matt Damon, déjenme les digo que no verán mucha de esta, aunque la verdad es que no se extraña mucho la narración de la movie es muy buena llevándote de una escena a otra de forma tan natural y sencilla que nunca se siente que decaiga o algún cambio abrupto.

La fotografía es muy buena, aunque uno de los fallos fue el soundtrack, ya que este casi no se siente, o no ayuda mucho y aunque la verdad no se extraña seguramente ayudaría mucho a la atmosfera de la película.

Por otro lado estoy seguro que más de uno se identificara con la historia, ya que hay varios momentos y cosas que hacen que uno se sienta que le han sucedido esas cosas, y aunque bien la movie da una forma de justificar varias cosas, la cosa más importante es hacer lo contrario y no justificar lo si no ir y pelear por lo que uno quiere.

Si bien a mi no me gusta por lo general clasificar una movie, esta si les puedo decir que al final es una película de amor, y un fallo es que el final es predecible, y hasta se siente ya algo usado otras veces, aunque el modo en que te llevan a él es muy bueno.

Al igual que la actuación, la cual sin ser soberbia es my buena y no te deja un mal sabor de boca como otras, además que cabe resaltar el papel de Terence Stamp en el papel de Thompson, el mejor y principal ajustador, que debe separar a David y a Elise, y quien da una impresión de policía de agencia secreta, algo al estilo SS o Gestapo.

Pasando a un análisis un poco más profundo, es que aunque a uno no se lo digan de frente la película lleva varias cosas muy religiosas, que bien va con el cristianismo, porque en repetidas ocasiones escuchamos que los Ajustadores únicamente se limitan a hacer que se cumpla el plan, ¿De quién? De su jefe el Presidente, a quien aseguran que los humanos dan distintos nombres.

Además que en más de una ocasión sugieren que ellos solo vigilan el plan, pero no lo entienden del todo, y que solo su jefe sabe bien el por qué de ese plan, ¿Les suena?

Como sea al final es una buena película y muy disfrutable, ideal para ir con la chica, y pasar una excelente tarde, así que véanla.

 

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here