Ayer tuve la fortuna junto con Dardo de asistir a la premiere de Rango. A pesar de que te esculcaban para tratar de quitarte cámaras ocultas, micrófonos y armas de destrucción masiva, me la pase bien.

Pero lo que nos interesa es la historia de Rango. La cinta me pareció muy entretenida y con un ritmo fantástico. Los personajes tienen un diseño que es para recordar, todos los escenarios son asombrosos y dan la impresión de estar en una realidad muy semejante a la nuestra.

Si tengo un problema con este filme es que en ocasiones se apega mucho a hacer homage a otras películas clásicas. Y no es que esta cinta caiga en el cliché, si no que tantas referencias a otras películas pueden a veces hacerla difícil de digerir (sobre todo si no sabes a que están haciendo referencia).

La trama puede llegar a ser muy simple, pero el aspecto más positivo de la misma es el personaje principal. Debe de aprender a adaptarse y lo hace de la mejor manera posible: Convirtiendose en alguien más. Y esto es algo muy natural, muchas veces nosotros mismos lo hacemos para tratar de encajar en nuevo lugar, como cuando llegas a tu nueva escuela, o a tu nuevo trabajo. Sentimos la necesidad de pertenecer.

Esa necesidad es lo que le da motor y vida a Rango. Pero es lo que hace que todo se complique. Hay que aprender a ser uno mismo para poder en verdad pertenecer. No es cuestión de querer agradarle a todo el mundo.

El publico en la sala amó Rango, se podian escuchar las sonoras carcajadas de toda la audiencia. Y se que a los más pequeños les va a encantar, como mencione anteriormente, los personajes son geniales!

La musica me pareció perfecta para la película, y los interpretes de esta aún más. No me quejo del doblaje al español, es muy agradable.

Como nota final… hay un cameo que es todo un icono.

Tienes que ver esta película porque es muy divertida y sales con una sonrisa.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here