Brie Larson hace uno de los mejores papeles que he visto en una película tipo drama. Imagina a una chica que crece con conflictos internos por no ver al mundo como “normal”, sino como algo que es ajeno a ella y que por eso cuando ya es adulta, considera que lo mejor es pretender ser alguien para encajar aunque por dentro no este convencida de serlo.

Es de cierta forma, es un thriller psicologico detonado por el personaje de Woody Harrelson, que en este caso, interpreta a un padre liberal y reflexivo con el cual crece Larson en su infancia y adolescencia. Y también en cierto grado, es gracias a Naomi Watts, quien ayuda a enaltecer el papel de Larson,  haciendo brillar con mas intensidad su parte femenina; aquel aspecto que esta de moda de que la mujer esta en igualdad de condiciones que el hombre para valerse por si misma.

El Castillo de Cristal

Aunque a simple vista es una historia sobre el empoderamiento de una mujer sensible y vulnerable ante el mundo moderno, en profundidad toca el tema del amor, el apego y lo que implica personar y comprender la naturaleza humana. Es a través de las situaciones adversas que propone Destin Daniel Cretton como director y escritor del filme, que uno desvela poco a poco conforme avanza la trama todo aquello que no nos permite expresar como seres humanos el amor inherente que habita en nuestro interior.

En El Castillo de Cristal, el tema se trata desde la perspectiva de como puede florecer el amor entre hija y padre cuando la niñez se vio perturbada por problemas económicos, emocionales, psicológicos y sociales. Es por medio del perdón en algunas escenas clave que uno puede recibir ese claro mensaje de que para poder amar a nuestros semejantes es indispensable aceptarlos, conviviendo con ellos tal y como son: con problemas, defectos y a veces, con chispazos positivos.

El Castillo de Cristal

Pero bueno, a pesar de todo lo anterior quiero decir que esta película distribuida en México por Corazon Films, es como para verse una vez y ya. Esto es porque me resulto bastante deprimente la atmósfera y todo lo que rodea a la historia. Me hizo sentir bastante triste todo lo que tiene que vivir esta chica de campo que decide mudarse a la ciudad para supuestamente, encontrar una vida mejor.

Algo que no me gusto en ese sentido, es que se me hizo algo lenta. Aunque tiene buen ritmo y los diálogos son precisos e inteligentes, llega un momento -como por ahí de la mitad- en el que me empece a sentir algo aburrido. Y es que tarda un poco en dar por esclarecido todo eso que impulsa al papel de Larson, a empoderarse.

Finalmente, cuando me refiero a la nominación a los Oscares es mas que nada por como maneja la película el tema del amor y el desapego: Es brutal y a la vez realista, sin tratar de exponerlo como algo romántico, o como si fuera un cuento de Disney en el cual todos viven felices y en paz sin haber enfrentado adversidades aparentemente imposibles de vencer. Eso, mas las excelentes actuaciones de todo el reparto hacen del filme uno de los mejores del año.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here