Hay una verdad innegable en está vida: Si Jason Statham hace una película estará llena de secuencias increíbles de acción, carros de lujo y chicas.

El Especialista no decepciona en ninguno de los aspectos anteriores. Y aquí aplicaré un poco de sinceridad: No vi la versión de 1972 de El Especialista (The Mechanic en ingles). Así que en realidad lo único que sabia de está cinta era lo que vi en el Trailer: Statham pateando traseros.

El nombre del protagonista es Bishop, quien es uno de los mejores asesinos del mundo conocido. Y hace tan bien su trabajo que nadie se da cuenta de sus asesinatos. Son tan excelentemente ejecutados que hace que parezcan accidentes. Esto me vende al 100%.

El punto pivotal de esta cinta es cuando muere el mentor de Bishop, Harry (Donald Sutherland). Es un duro golpe para el, y ahí es donde la verdadera diversión empieza. El hijo de Harry, Steve, interpretado por Ben Foster tiene sed de venganza. Así que Bishop lo toma como su pupilo y empieza a entrenarlo para que se convierta en un Especialista.

Como es de esperarse en este tipo de filmes, las conspiraciones y traiciones se dan al por mayor. Y le dan a la trama el empuje necesario para que siempre estés preguntándote el verdadero ¿Por que? Que te preguntes el Juay de las cosas.

Hubo algo que me sorprendió, en este filme casi no hay disparos. Se me hace extraño porque pues… es Jason Statham, tiene que tener alguna cosa que le suministre plomo a los malos. Y esa es la parte genial de la trama: Bishop tiene las formas más peculiares e ingeniosas de exterminar a sus blancos. Ese es uno de los atractivos para ver esta cinta, a veces no necesitas disparar treinta mil balas para hacer una secuencia de acción, las cosas más sencillas llegan a tener mucho más impacto.

Y que decir de Ben Foster, en realidad me creo el cambio que tiene a lo largo de la película. De ser un pobre chamaquito deprimido y golpeado por la vida, para convertirse en la mano derecha de Statham. Sencillamente es de lo que más me agrado de la cinta. Se siente real su metamorfosis.

Y todo pareciera miel sobre hojuelas hasta aquí, pero El Especialista tiene una falla fundamental. Es una película que a momentos no parece haber sido hecha para cine. Y eso repercute mucho en que no la quieras ver muy seguido.

No estoy diciendo que la película esté mala, al contrario me gustó bastante. Pero no es para verse en repetidas ocasiones como por ejemplo El Transportador, que simplemente no me canso de verla. Aquí creo que al director Simon West le faltó algo… un poco más de condimentos por así decirlo.

Les puedo decir esto: Vayan a verla. Se la van a pasar bastante bien y tiene atractivo para chicos y chicas por igual.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here