Una de las películas que más me gustaron del año pasado fue Lucy, aquella cinta en la que una mujer común y corriente logra emplear todo su potencial a base del uso de su cerebro.

Ahora sabemos que ya se está desarrollando la secuela (vía Allocine), cosa que en realidad no me agrada tanto. Esto lo digo porque Lucy fue una explicación bastante decente de lo que podría ocurrir con un individuo altamente consciente y el final deja muy poco espacio como para maniobrar una segunda parte.

Pero el dinero habla, siendo que Lucy recaudó más de $400 millones de dólares con un presupuesto de $40 millones, así que una secuela es una idea bastante lógica.

De hecho el mismo Luc Besson en algún momento dijo que no habría segunda parte, pero finalmente EuropaCorp es un negocio que produce películas y no hay mejor empresa que la que invierte algo y gana bastante más.

En fin, habrá que ver si Scarlett Johansson regresa en el papel principal y lo mejor será ver como le hacen para que esto sea congruente… Igual y si da para bastantes ideas.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here