Ayer tuve la oportunidad de ver Star Wars: La Amenaza Fantasma y puedo decir que me sigue gustando. De hecho tiene detalles muy interesantes y marca el inicio de la era de los Sith.

Hoy sabemos gracias a J.J. Abrams que los Sith y los Jedi no son los únicos que pueden usar la fuerza, pues también están los caballeros de Ren. De allí que Kylo Ren no sea un Sith como ha expresado el director (vía Empire):

Kylo Ren no es un Sith. Trabaja bajo el Líder Supremo Snoke, que es una figura poderosa en el Lado Oscuro de la Fuerza.

Este famoso Líder Supremo Snoke es el personaje que está interpretando Andy Serkis y que será hecho (oh sorpresa…) por computadora. Abrams también dijo algo importante sobre su inspiración para la creación del Primer Orden. Si sospechabas que tenía que ver con Nazis… no te equivocabas:

Todo eso salió de conversaciones sobre lo que hubiera sucedido si los Nazis se hubieran ido a Argentina y entonces comenzaran a trabajar juntos de nuevo. ¿Qué podría surgir de eso? ¿Podría existir El Primer Orden como un grupo que de hecho admirara al Imperio? ¿Podría el trabajo del Imperio ser visto como no completado? ¿Podría ser Vader un martir? ¿Podría haber la necesidad de ver a través de lo que no se realizó?

Esto si se me hace bastante decepcionante, pero bueno, Nazis será. El 18 de Diciembre estaremos viendo en los cines Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

¡Khaaaaaaaaaaan! ¿?

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here