Mi primera impresión antes de ver esta película fue de pretensiones y docudramas rurales. No podría haber estado mas equivocado.

Este montaje documental es más allá de eso, deja un sabor amargo en la boca, y es tan crudo como carne en el aparador de una carnicería. Esta es la realidad del campo Mexicano. Eso no suena tan abrumador tomando en cuenta que el rezago de México se encuentra mayoritariamente en las zonas rurales a lo largo del pais, desde norte hasta sur de la república. Lo que de verdad es de consideración es el protagónico del documental: La niñez del campo mexicano.

Y es aquí en donde vi el significado del titulo del documental, es irónico. Ironía pura contada a 24 cuadros por segundo. ¿Que están heredando estos niños? ¿Acaso es el trabajo de sol a sol sin un futuro? ¿Aspiración a recolectar mas frutas y verduras? ¿Una vida de monotonía? Están tan solo heredando el imperio de polvo que sus padres les están dejando y que vienen arrastrando por generaciones.

Pero esta realidad no pueden evitarla, ¿como evitarla? Lo único que hacen y pueden hacer es sobrevivir con los medios que se les dan. Nacieron en pobreza extrema, y como monta perfectamente el director en una secuencia, envejecerán y morirán en la pobreza extrema.

¿Pero porque esta falta de interés en la infancia mexicana? Si nos ponemos a analizar es obvio que a nuestro gobierno, sociedad, y globalización le importa muy poco la niñez de nuestro pais. Y siendo sinceros nos gusta mas voltear la mirada al otro lado y pretender que nada sucede y todo esta bien.

En si, supongo que este documental si pretende algo. Pretende que nos demos cuenta de que estamos mal. Y es un mal arraigado. ¿Pero que podemos hacer cuando estamos aquí heredando nuestro propio imperio de polvo en medio de la ciudad?

Podemos ver esta película bajo dos perspectivas en cuanto a globalización se refiere. La primera: Al campo mexicano no le ha llegado la globalización, ni la modernidad, ni ayuda divina ni nada. Y la segunda, los derechos de los niños de este mundo desarrollado salen sobrando en México. Esto nos deja ver que la globalización es un sueño utópico de los países poderosos para que seamos técnicamente esclavos de nosotros mismos y de ellos.

Estamos atrapados en un mundo globalizado que no funciona en nuestro pais. Solo nuestra verdadera visión puede llevarnos a estar en un nivel mejor que el resto. Solo podemos esperar que alguno de estos niños se le prenda la chispa y vea nuevas fronteras (no refiriéndonos al posible y probable futuro de emigración a los EUA).

Comentarios

comentarios

Compartir
Artículo anteriorBIOSHOCK: Ahora con nuevo director.
Artículo siguiente
"La Vida Se Resuelve Sola" El tipo detrás del tipo detrás del tipo. Trotamundos glorificado, poeta maldito de bolsillo y anarquista zen. Sigueme en twitter @dioh10. Gamertag y PSN: The Great Dudes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here