Vivimos en tiempos extraños de opiniones extremas y de una esclavitud ideológica gracias a la mentalidad de lo “políticamente correcto.” Eso se ve reflejado poco a poco en todo lo que nos rodea, desde la política hasta las películas que vamos a ver en el cine.

María Magdalena corresponde a un ejercicio en el cual no se arriesga mucho frente a la iglesia, pero que intenta empoderar a la mujer a través de esta figura bíblica que ha sido tan mal entendida a través del tiempo… pero lo hace de una manera sin gracia y que básicamente busca apantallar.

El mensaje de la cinta es claro: quiere poner a María Magdalena por encima de la figura de Jesús y decir que sin ella él no hubiera sido nada. Inclusive hacen que Chiwetel Ejiofor (una persona de color) interprete a Pedro, uno de los apóstoles y fundador de la iglesia Cristiana… lo cual es una tergiversación de hechos que sólo sirven como bandera de diversidad.

En fin, la película es adecuada para los tiempos en los que vivimos, llenos de “guerreros por la justicia social” y que busca ofender lo menos posible. De cierta manera es una película seca que tiene como lubricante las actuaciones de Rooney Mara, Joaquin Phoenix y Tahar Rahim.

No vale la pena echar más prosa sobre esta película. Si te gustan las películas bíblicas y tienes ese sentimiento de que a las mujeres les falta empoderamiento y hay que luchar por las causas sociales, sin importar lo funcionalmente absurdas que sean… esta es tu película.

Si tienes un poco de ganas de ver algo bíblico en semana santa, hay mejores cosas por ver. Pero bueno, siempre existe la cinta estos días que llena la cuota faltante. No recomiendo esta cinta, evítate la pena y ve otra cosa en el cine.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here