Cannes ha hecho una serie de movimientos bastante retrogrados este año, en principio han prohibido que las personas se tomen selfies en el festival… ¿Y la libertad qué pedo?

Y en las últimas semanas ha prohíbido que las películas que no se estrenen en cine entren a competir por la Palma de Oro, lo cual deja efectivamente a Netflix y los servicios de streaming, fuera de la carrera.

Netflix ha dicho que entonces ya no llevará películas para exhibirse en el festival y como sabemos que ha comprado ya varias cintas sin distribución para publicarlas en la plataforma, este año es lo único que hará.

Lo interesante es que Netflix les quita a Alfonso Cuarón, quien no podrá exhibir su más reciente película sobre el Halconazo llamada Roma, ya que será distribuida en su plataforma.

Hay que ponerse al día con los tiempos y los organizadores de Cannes deben de tomar mucho esto en cuenta. El cine es cine y aunque a mi me gusta disfrutarlo en la pantalla grande, también sé que el mundo moderno muchas veces obliga a consumir esta forma de arte de la manera que esté disponible, así sea en una pantalla de TV o la de un celular o IMAX. El cine es cine.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here