En algún momento de la historia Sam Mendes no iba a dirigir 007: Spectre y ese trabajo iba a ser para alguien más… Ese alguien más resulta ser Nicolas Winding Refn, director de Drive, Only God Forgives y The Neon Demon.

Su estilo siempre es bastante visceral y seguramente habría entregado una historia muy interesante y llena de tomas fantásticas. De hecho reveló para The Telegraph que se le acercaron para que dirigiera esa entrega de James Bond y finalmente decidieron no darle el empleo.

Aunque según esto le benefició que no se hiciera pues dijo: “Sólo sé que de esta manera puedo hacer lo que quiera, y eso sobrepasa cualquier dinero que alguien pueda darme.” Básicamente le gusta más su capacidad de hacer películas propias que la de meterse en franquicias. Eso es bastante loable.

Esperemos que pronto estrenen The Neon Demon en México para saber que tanto ha evolucionado su estilo cinematográfico.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here