Por supuesto que es la mejor comedia que he visto en lo que va de este año. Sin embargo, no estoy del todo convencido de que esta sea de las mejores comedias que hay actualmente; sobre todo por el tema del cual trata la historia… Si ya viste The Game con Michael Douglas, entonces sabrás a lo que me refiero por la similitud que tienen ambas movies.

Noche de Juegos nos presenta a Jason Bateman y Rachel McAdams protagonizando esta historia que en pocas palabras, cuenta como un grupo de amigos que se reinen todos los fines de semana para hacer su noche de juegos -principalmente juegos de mesa y de mímica-, se llevan el susto de sus vidas cuando uno de ellos –Kyle Chandler– sorprende a todos al jugar un juego diferente. Un juego tan diferente que hace pensar en lo inverosímil que podría resultar esto en la realidad: fingir un secuestro con todo y lujo de detalle.

Game Night

Digo, es genial que en cuanto a la originalidad de la idea se refiere, Mark Perez se haya atrevido a contar esta historia para sin duda alguna, divertir a las audiencias. Sin embargo, si eres como yo, uno de esos que mira con detenimiento para tratar de sacarle el rollo filosófico del asunto, seguramente descubrirás como yo, que la historia no es el fuerte de la película.

De hecho, a mi me gusto por sus momentos divertidos, en los que inevitablemente te das unas buenas carcajadas por la inocencia y elocuencia con la que salen las bromas momento a momento durante el desarrollo de la trama. Pero por otro lado, lo que no me termino de convencer es como la historia termina; mas especifico, el mensaje que quiere dar a entender el escritor a aquellos que tienen la inclinación natural de ver mas allá de lo aparente.

En este sentido, y por lo que entendí, todo el guión gira alrededor de “Dejar de querer ser alguien que no eres, para finalmente comenzar a ser tu mismo y así lograr la felicidad“… Esa cápsula de información, se puede ver procesada poco a poco mientras Bateman dirige la orquesta con los problemas que refleja su personaje: miedo, celos, envidia y ambición principalmente. Y mientras mas avanza la película, mas notorio se va haciendo la intención de este filme dirigido por John Francis Daley y Jonathan Goldstein.

Game Night

En mi humilde opinión, este fue el aspecto poco convincente, porque trataron de hacer una gran comedia basada en buenas lineas, frases y momentos incómodos que resultan chistosos, sin tomar en cuenta que la historia tiene siempre mayor relevancia. Claro, esto si quieres que tu movie sea recordada por generaciones.

Y es que de esto te puedes dar cuenta a los quince minutos de la película, cuando te presentan a los protagonistas y te arrojan de que va la problemática que abarcara los siguientes 50 minutos; de como un secuestro fingido puede llevar a la luz todos los conflictos internos del personaje principal para luego convertirlos en algo positivo…

Pero bueno, eso no es tan importante si lo que quieres es solo pasar un buen rato. Las risas, la diversión y el entretenimiento están asegurados. Game Night no es aburrida en ningún momento sino todo lo contrario, cada minuto que pasa va incrementando de intensidad y contenido de cosas absurdas y elocuentes…

Ahora solo recuerden, si la ven, inviten a sus amigos, no sean gachos.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here