Hoy en día es difícil encontrar una película animada que tenga un buen mensaje, sea entretenida y pueda verse múltiples veces. Básicamente Pixar ha hecho esto y recientemente Sony con La Fiesta de las Salchichas (aunque en realidad es completamente para adultos).

Así que dejemos el asunto en que los estudios ya conocidos siempre cumplen. Allí entra Warner Bros., que recientemente ha estado apostando con muy buena calidad al mercado y que ha tenido una buena racha recientemente, un claro ejemplo de esto es La Gran Aventura Lego, cinta que dejó tan buen sabor de boca y taquilla que ya hay planes para hacer spinoffs, secuelas y demás…

Aquí es cuando Cigüeñas: La Historia Que No Te Contaron entra en juego con una excelente propuesta llena de valor. Para mi cumple en todos los sentidos porque maneja diversos buenos mensajes, en primer lugar la responsabilidad de cumplir con el deber y también maneja como se han ido perdiendo las tradiciones frente a la modernidad.

¿De qué trata Cigüeñas: La Historia Que No Te Contaron?

Las cigüeñas entregan bebés… o, por lo menos, solían hacerlo. Ahora entregan paquetes para una enorme empresa global de ventas por internet. Junior, el mejor de todas las cigüeñas de entrega de la compañía, está a punto de ser ascendido cuando activa por accidente la Máquina de Hacer Bebés, lo cual resulta en la producción de una adorable y para nada autorizada bebita.

Desesperados por entregar este paquete de puros problemas antes de que el jefe se entere, Junior y su amiga Tulip, la única humana en toda la Montaña de Cigüeñas, deben apurarse a hacer su primera entrega de bebés, en un viaje salvaje y revelador que podría hacer feliz a más de una familia y restaurar la verdadera misión de las cigüeñas en el mundo.

Lo que más me sorprendió es ver la capacidad que tuvo Nicholas Stoller, el director de Buenos Vecinos y de este filme, para hacer un cambio tan notable en el tipo de material que maneja. Se adapta a la perfección y muestra que es un excelente conductor en cuanto a aventuras se refiere.

Te recomiendo que veas la película en inglés para que te salves de las terribles “tropicalizaciones” de las que sufre esta película. En serio… evítala.

Fuera de eso, Cigüeñas: La Historia Que No Te Contaron es una recomendación para todos aquellos que buscan pasar un buen rato y recibir distintas excelentes lecciones de vida.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here