Deadpool es una película que costó mucho trabajo para realizarse, esto gracias a que la 20th Century Fox no quiso desde un principio apostarle a la idea.

Tras varios años de desarrollo finalmente la película logró realizarse con un presupuesto reducido y fue tanto así que Ryan Reynolds terminó pagando a los escritores, Rhett Reese y Paul Wernick, su estadía en el set. Esto fue revelado por ellos mismos (vía ComicBook):

Estuvimos en el set todos los días. De manera interesante, Ryan nos quería allí, estuvimos en el proyecto por seis años. El equipo creativo nuclear fuimos nosotros, Ryan y el director Tim Miller. Fox, no nos pagó por estar el set. Ryan Reynolds nos pagó de su propio dinero, de su propio bolsillo.

Entiendo que el cine en EUA es toda una industria y lo que importa son los números pero… Ya ni la chingan. Digo, finalmente Deadpool fue el éxito que fue gracias a ese equipo. Deberían de haber recibido más apoyo. Lo que es peor, siguen financiando proyectos que no son exitosos y tiran al traste buenas historias.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here