Hola que tal queridos lectores, en esta ocasión estoy de regreso con mi review de la cinta The Beaver (me pregunto quien es el encargado de poner los nombres de las cintas en Latinoamérica ya que se estrena con el nombre de “Mi Otro Yo”).

De la mano de un castor Walter Blake (Mel Gibson) el dueño de una empresa que hace juguetes trata de recuperar la cordura, presa de la depresión y la irracionalidad trata de volver a ser ese hombre que era capaz de ser feliz y amar. Después de visitar a los mejores doctores y seguir los mas completos tratamientos para que salga de ese pasaje sin obtener resultados, su familia termina por rechazarlo siendo su esposa Meredith (Jodie Foster) quien termina por echarlo de la casa. Su hijo mayor ya no quiere saber nada de él y mucho menos quiere convertirse en alguien como el.

En un punto critico de su depresión Walter intenta suicidarse y es aquí cuando surge la parte mas cuerda de si mismo, el títere viejo de un castor es quien toma forma de esa parte sana de su mente y es quien se encarga de llevarlo a flote para poder salvar a su compañía que esta el borde del colapso y lo mas importante, de estar de nuevo con su familia.

Existe una trama secundaria que gira en torno a su hijo y su romance con una chica de la escuela, lo que le da un toque de lo que siempre ha vendido, una historia de amor.

The Beaver, un largometraje bajo la dirección de Jodie Foster termina siendo una historia bastante interesante, una excelente oportunidad para ver de regreso en la pantalla grande a Mel Gibson, como elenco también tenemos a Anton Yelchin como Porter el hijo de Walter y a Jennifer Lawrence (que tal ves la recuerden por su importante aparición en X-Men First Class) como el romance que vive Porter.

Recomiendo ampliamente este drama familiar con un toque de comedia, aunque se torna un poco predecible no deja de causarnos esa sensación en el estomago, no deja de llegarnos hasta nuestros centros. Al salir de la sala uno sale reflexionando mas de un par de cosas acerca de nosotros mismos.

No puedo decirles mas porque entonces terminaría contando la película, una de las frases que mas me ha gustado y que me orillan en estos momentos a ser un verdadero #chicodeaccion, son esas palabras que Chris Gardner en la película In Pursuit of Happiness le dice a su hijo, y son: “Si sueñas algo REALIZALO, no dejes que nadie te diga que no puedes” ni siquiera ustedes mismos permítanse eso, la vida es muy inestable, en un momento estamos bien y en cinco minutos nos pueden ocurrir cosas que nos tiren y nos manden debajo de la mesa. Lo fácil es caer, pero lo difícil es levantarse de nuevo. No me obliguen a regalar castores a todo mundo.

Como siempre lo he dicho al final de cuentas las únicas personas que tienen la palabra final son ustedes. Espero que les guste y los invito a compartir sus impresiones de esta cinta conmigo.

Comentarios

comentarios

1 Comentario

  1. Comparto contigo! Esta película me encantó, me movió la estantería. Seria bueno que todo el mundo la viera! Que la gente aceptase, que a veces las cosas no pueden ir bien, y que no hay que ocultarlo en una falsa alegría. Le doy un 10!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here