Increíblemente The Man Who Killed Don Quixote, el proyecto cinematográfico que ha Terry Gilliam le ha costado tiempo (20 años), dinero, esfuerzo y salud (el pobre tuvo un pequeño derrame recientemente), ha perdido su trato de distribución con Amazon.

Esto viene justo en vísperas de su estreno en Cannes y tras los problemas legales que atravesó el filme, esto porque un ex-productor prometió poner dinero a cambio de los derechos de distribución, cosa que el muy desgraciado jamás hizo pero bien que fue a reclamar.

Lo malo es que ahorita no se sabe cual es el futuro de la película, pero bien podría ser el momento para que Netflix compré el filme y lo ponga en su plataforma y con eso terminar con la apocalíptica maldición que ha venido plagando el filme.

En cuanto sepamos más del asunto lo estaremos informando.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here