Me gustaría comenzar esta reseña compartiendo que soy seguidor de los videojuegos de Tomb Raider -sobre todo del último que salio hace unos años. La idea de manejar como personaje principal de la historia a una chica atrevida, intrépida y guapa al mismo tiempo, es sensacional cuando de por medio involucras la búsqueda de la verdad.

Para esta nueva versión que distribuye Warner Bros en México, todo pareció ser un intento forzado y apresurado por parte de los escritores Geneva Robertson-Dworet y Alastair Siddons. De principio a fin, la película cuenta de manera superficial e inconexa los sucesos que rodea a una joven, inocente y tímida llamada Lara Croft, quien se encuentra repentinamente con el ansia y anhelo por dar con el paradero de su padre y saber que le paso… Nada que ver con, por ejemplo, los orígenes de Batman -dirigida por Christopher Nolan- en la que el director te lleva paso a paso de como es que decide Bruce Wayne convertirse en el Caballero de la Noche.

Tomb Raider

Ese es el meollo del asunto; ese es el gran y único detalle que hizo que en su totalidad, no me gustara el filme dirigido por Roar Uthaug. Fue como comer una hamburguesa sin papas a la francesa. Y es que a mi parecer, no se tomaron demasiado en serio al personaje y la mística que hallas detrás de su personalidad, de sus motivos y de sus objetivos. Solamente se ocuparon en hacer que Alicia Vikander luciera su físico con pantallas verdes de fondo, dejando en ultimo plano la historia como tal, olvidando los ideales de su padre perdido, y omitiendo la filosofía peligrosa que comparten los enemigos de esta afamada heroína del mundo moderno.

Pero bueno, eso si, los efectos visuales son buenos porque te hacen sentir presente en las aventuras de Vikander. Sin embargo, todas esas situaciones peligrosas que vive la protagonista, a mi parecer, no resultan naturales, sino mas bien forzadas; como su fueran un requisito indispensable para que la peli pudiera decirse que es de aventuras, acción y… con Tomb Raider en escena. Como opinión muy personal, esto es una mala jugada por parte de los productores; deberían haberse tomado mas tiempo para trabajar a profundidad este guión, que mas que guión, es como un borrador de lo que podría haber sido una buena película.

Otro detalle que le quita valor y fundamento a toda la trama es el hecho de que no hay como tal un misterio, algún tesoro o algún objeto precioso que realmente le de la suficiente motivación tanto a Lara Croft, como a sus enemigos de querer encontrarlo. Tal vez sea por eso que, en los avances, casi no se muestra nada sobre cual es la travesía que debe atravesar para conseguir ese algo.

Tomb Raider

En general, yo diría que Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft es una película para verse en la televisión un domingo por la tarde con amigos, o en una buena reunión familiar donde se busca eliminar tiempos muertos y de aburrimiento. Pero hasta ahí, no es para nada como la han estado calificando.

Esperaría que no le den continuidad y si me preguntan si esta esta mejor que la versión de Angelina Jolie, yo les contestaría que no. La de Jolie es mejor; su personalidad, su físico y lo extravagante que resultan las escenas de acción definitivamente tienen mas sentido y están mas apegadas a la esencia de los videojuegos.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here