Por la reseña que hicieron en Birth.Death.Movies después de su proyección en el Fantasia Film Festival, esta película suena a que es es tan divertida como ver por primera vez Big Trouble In Little China.

Como un desinteresado entrenador personal de Sloane y lo que pareciera ser también un desinteresado actor, Van Damme saca a relucir su fuerza interna y extraña que termina por no tener sentido alguno para la historia lo cual al mismo tiempo hace una joya de esta película. No tira miradas malévolas como en sus comerciales de Welcome to the Jungle. En vez de eso, luce extremadamente aburrido y apático, desinteresado totalmente durante toda la película como valiéndole la produccion como si estuviera viendo la película en el cine y junto con otras personas, burlándose de ella. Todavía se ve bien, pelea genial, pero su arma secreta tendría que ser el hecho de que no le importa su papel. De hecho en ningún momento de la película le puedes ver los ojos, Cuando JCVD quiere dejar ver por un momento que si tiene corazón, lo único que hará es quitarse el sombrero.

Cualquiera que fueran las intenciones de hacer este filme, tuve la fortuna de verla en un cine con canadienses ebrios y para nosotros no hubo duda alguna de que esto era digno de una comedia. Probablemente no se disfrute tanto verla en tu computadora o en tu casa, pero si estas interesado realmente en ver a JCVD hacer una verdadera comedia, te recomiendo ampliamente que la veas.

Creo que ya tenemos una razón bastante sustentada para ir a ver esta película en el momento en el que se estrene (si es que se estrena en México) sin importar que haya estrenos como Jason Bourne o The BFG.

Kickboxer: Vengeance se estrena en cines gringos el 19 de agosto. Tiene actuaciones de Alan Moussi (protagonista del filme que busca vengarse de la muerte de su hermano en una pelea underground de kickbox) y Dave Bautista (el villano de la historia).

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here