Brad Pitt está teniendo un año grandioso, primero con Erase una Vez en Hollywood y ahora con Ad Astra. Desafortunadamente una actuación magistral y una fotografía magnífica no salvan a la película.

El problema principal de Ad Astra es que intenta ser una cinta contemplativa con la soledad como principal protagonista, pero nunca se llega a desarrollar en todo su potencial porque la narrativa se interpone en su camino. Tal vez el problema principal sea eso: su narrativa. La trama es además de obvia sumamente simple: Brad Pitt tiene que encontrar a su padre, Tommy Lee Jones, quien podría o no estar haciendo atentados contra la tierra desde Neptuno. Y si… es así de sencillo viajar de un planeta a otro en el futuro cercano.

La película toma mucho de películas como Solaris, 2001: Odisea en el Espacio, Gravedad e Interestelar (obviamente, porque el fotografo es Hoyte Van Hoytema). El estilo visual de Ad Astra es algo que me gusta pensar como lo-fi. Ciencia ficción de baja tecnología o con tecnología muy similar a la actual. Eso me encanto de la película, el diseño de producción es fantástico.

Pero la historia… si James Gray, director y escritor del filme, hubiera decidido ir por un filme totalmente contemplativo, en donde la narrativa fuera mínima… tendríamos una obra maestra. Aquí se siente como que la trama se pone en el camino de interpretar lo que es la soledad para el director.

¿Qué es estar solo? ¿Se está solo realmente? Había un millón de posturas filosóficas que tomar y explorar a fondo… pero si son temas sumamente cabrones y tan filosóficos y agudos que es muy difícil traducir a la pantalla grande.

Ad Astra es una película lenta pero la verdad no me aburrió. No es aburrida porque siempre está pasando algo y la fotografía es hermosa y con profundidad, además de que los conceptos del viaje en el espacio y de vivir con una humanidad que está conquistando otros planetas… si es un futuro probable y la manera con la que manejan el filme a ese nivel es de un excelente ojo.

Pero bueno, en general esta es una película que no va a ser del agrado de todo el público. Es altamente recomendable porque brinda espectáculo y si eres fan de la ciencia ficción es imperdible. El gran problema es que al llegar el final me sentí como que no había catarsis, no había nada, todo era vacío… Igual y ese es el punto de explorar la soledad.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here