Pocas veces en el año se estrenan películas como esta. Battle Angel: La Última Guerrera es un esfuerzo creativo producido por James Cameron, quien ha estado refinando tecnología para hacer sus secuelas de Avatar, y toma como aprendiz a Robert Rodriguez para traer a la vida esta magnífica historia.

La trama se centra en Alita (Rosa Salazar), un Cyborg que es encontrado por el Dr. Dyson Ido (Christoph Waltz) en medio de la chatarra. Tiene un pasado misterioso y lejano que nos lleva a la época de “la caída”, una guerra entre las Repúblicas Unidas de Marte y la Tierra. Ese enfrentamiento llevó a la destrucción de la mayor parte de la civilización y al estado actual de las cosas.

Alita poco a poco va descubriendo quien es a través de una serie de encuentros con personajes peligrosos y pintorescos que la llevan a encontrar su verdadera razón de ser en el mundo.

Hay batallas, un deporte sumamente peligroso llamado Motorball y excelentes actuaciones a lo largo de toda la película. Los efectos visuales son fantásticos y te transportan a esta distopia en la que la mayoría de la población vive en la pobreza y hay algunos “cazadores de recompensas” que fungen como la policía y la mayoría tiene partes cibernéticas o mecánicas.

alita battle angel ultima guerrera - Battle Angel: La Última Guerrera - La Reseña Cinergetica

El mundo que construye Robert Rodriguez es fabuloso y se hace acompañar de una historia que, en teoría, es sencilla, pero que en el fondo es sumamente compleja porque toca la temática clásica de “¿quién soy”. Alita no recuerda quien es y eso es análogo a la situación en la que muchos nos encontramos de no saber quienes somos (quien diga que sabe o está iluminado o simplemente sólo ve una máscara de lo que cree que es).

Además de que toca el tema del propósito, ¿cuál es nuestro propósito en la vida? Solo se puede descubrir a través de la vida misma, experimentando y, de cierta manera, recordando quienes somos. Battle Angel: La Última Guerrera toca cuestiones filosóficas sumamente complejas a través de una trama sencilla pero increíble y por eso tiene muchísimo mérito.

El único problema de la película, desde mi perspectiva, es que tiene un final trunco. No diré cual es, pero si quiero resaltar que el filme bien podría haber acomodado una hora más de historia para recibir una conclusión satisfactoria. Justo cuando uno quiere ver como termina todo lo que Alita ha aprendido… se acaba y es de cierta manera un coitus interruptus.

Definitivamente hay que ir a ver Battle Angel: La Última Guerrera al cine. Es toda una experiencia y realmente se merece que haya secuelas para terminar de contar la historia. Lo que lograron aquí pocas veces se ve en una película de Hollywood. Este filme tiene corazón y eso es maravilloso.

alita battle angel ultima guerrera golpe - Battle Angel: La Última Guerrera - La Reseña Cinergetica

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here