Stephen King nació para que sus novelas fueran adaptadas a cine. Muchas veces los resultados son buenos y otras tantas no… pero algo es claro: siempre transmiten su idea principal. Esto lo digo porque es sumamente pesado leer a King, su estilo es demasiado verboso y parece nunca llegar al punto, pero las adaptaciones extraen la esencia y la presentan de manera excelente en pantalla.

Afortunadamente Cementerio Maldito es otra adaptación más de Stephen King que pega en el clavo y nos cuenta una historia, que si bien no está llena del terror convencional, si deja un sentimiento de intranquilidad porque la idea detrás de la trama es sumamente aterradora.

La historia sigue a una familia convencional: el papá doctor (Jason Clarke), la mamá ama de casa (Amy Seimetz) y los hijos (Jeté Laurence, Hugo y Lucas Lavoie). Se mudan de la ajetreada ciudad para ir a un pueblo tranquilo perdido en EUA. Tan pronto como llegan, las cosas no son como habían planeado. Hay un ambiente mágico y terrible en el pueblo que sólo se ve incrementado con un perturbador desfile de niños con máscaras que van a enterrar a sus mascotas cerca de la propiedad de la familia y el trágico accidente de un chavo en la universidad.

Para no decir de más… el vecino John Lithgow sirve como guía en esta historia y tras la pérdida del gato de la familia, enseña a Jason Clarke el método para hacer que los muertos vuelvan a vivir… muy en contra de lo que dicta la naturaleza.

La historia en si es sobre el miedo a la muerte y la pérdida. Además del apego y de no querer sanar las heridas emocionales que uno tiene. En ese aspecto la historia está muy bien contada y siento que aporta nuevas perspectivas, bastante horrorosas, sobre el tema.

En cuanto al terror, esta no es la película de miedo que todos estaban esperando. Es más sobre personajes en circunstancias dolorosas y terribles que actúan al extremo con tal de ahorrarse el dolor y el desapego.

Las actuaciones son de primer nivel y quien se lleva las palmas es la niña, Jeté Laurence, que tiene un desempeño excelente y que si da miedo. La ambientación del cementerio es increíble y sólo por eso vale mencionar que el diseño de producción vale muchísimo la pena en esta cinta.

Cementerio maldito me gustó mucho por eso mismo. No es lo que esperaba y demuestra que los gatos son malignos. No hay manera de defender esa postura… Vale mucho la pena esta cinta si eres fan de Stephen King o estás buscando ver una película que maneja el horror desde una perspectiva más psicológica e inteligente.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here