Finalmente ha llegado la entrega final de Como Entrenar a tu Dragón 3, una aventura que comenzó hace nueve años y que culmina con una historia excelente, emotiva y llena de acción.

En esta tercera entrega surge una nueva amenaza que pone en peligro no sólo a los habitantes de Berg, sino también a todos los dragones. De hecho la problemática es que Berg se ha convertido en un santuario y sus pobladores se dedican básicamente a cuidar a estos seres… ¿todos los dragones juntos en un mismo lado? Es obvio que pronto habrá problemas.

Así que la solución es sencilla, buscar el lugar de las leyendas que podrá salvar a los dragones y ponerlos fuera del alcance de los humanos hasta que aprendamos a convivir con ellos.

Hipo sigue creciendo como el personaje principal y ahora tiene muchas más responsabilidades que antes, lo cual pone una fuerte carga sobre sus espaldas. Por si eso fuera poco, de cierta manera la gente lo presiona para que encuentre esposa y… Astrid es la candidata. De hecho me gustó como se desarrolla su relación.

Finalmente tenemos a Chimuelo, que anda en las mismas y se enamora de una “Furia Luminosa,” la dragón que ya hemos visto en los cortos. Aquí lo principal es ver como la vida tiene muchas oportunidades siempre y a veces te lleva a lugares que no esperabas. El amor si que es como una flecha de cupido que nunca sabes cuando te llegará… pero siempre llega.

La trama tiene muchas grandes lecciones y maneja sus metáforas y alegorías con gracia y elegancia. La primera de ellas es el desapego, cosa que muchas veces es sumamente difícil de poder hacer. La vida muchas veces nos lleva a ese camino, lo queramos o no, y es parte de aceptar ese constante cambio lo que nos lleva a madurar. Otra de las grandes lecciones es la de la amistad. Un verdadero amigo siempre va a estar ahí para ti, sin importar cuanto tiempo pase o si las circunstancias te llevan por un camino distinto.

Lo malo de la cinta, al igual que en la anterior, es el villano. Es muy débil en cuanto a motivación y a pesar de que mete mucho suspenso a la historia, simplemente no es convincente. Es como si no tuviera nada personal que ganar o perder… simplemente está ahí porque fue lo mejor que se les ocurrió para continuar la trama.

Los doblajes siguen siendo muy buenos con la excepción de quien dobla la voz de Hipo cuando era niño… ¿en qué rayos estaban pensando? Desentona completamente.

Te recomiendo ampliamente Como Entrenar a tu Dragón 3. Es un excelente cierre de esta trilogía y tiene desde aventura, romance y acción, hasta grandes lecciones de vida que bien se pueden emplear en el día a día. Además, si ya viste las otras dos, esta es una visita obligada al cine para completar esta historia.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here