En la cultura moderna, todas las tribus tienen su película de referencia, el espejo en el que reflejarse o que les sirve de inspiración. Para los amantes de los naipes su objeto de adoración es Rounders, una película que está de aniversario y cuyo spin-off, titulado Runner, Runner, está a punto de ver la luz.

Quince años después de su estreno, esta apología del juego de cartas sigue ocupando un lugar más que discreto en la historia del celuloide –seguramente algo más destacado en la del DVD- pero es una auténtica obra de culto para quienes se iniciaron en el mundo del poker gracias al film.

Con un guión más que previsible, la mejor baza de Rounders es un reparto formidable y un estilo muy propio de su tiempo, 1998, pero a la vez todo un clásico. Matt Damon repite sin pudor el personaje que interpretó un año antes en El indomable Will Hunting, sólo que en lugar de utilizar su mente privilegiada para resolver problemas de aritmética, la usa para jugar al póker, más concretamente a su modalidad reina, el Holdem.

El encanto de Damon, acentuado por la cálida fotografía de Jean Ives Escoffier, está rodeado de excelentes actores que, pese a estar entonces en la cresta de la ola, apostaron por esta producción de bajo presupuesto: Edward Norton (American History X, Fight Club), John Turturro (El Gran Lebowsky), Famke Jansen (venía de ser chica Bond), John Malkovich (actor ya consagrado). Además, como en toda buena película de culto, aparece un secundario de lujo –Michael Rispoli (Jack Aprile de Los Soprano)- y un veterano rescatado –Martin Landau, de la mítica serie Misión Imposible– y “cameo” –el 10 veces campeón del mundo de poker Johnny Chan.

Pese a la calidad de los actores, triunfaron más sus otros proyectos, y la historia no deja de ser un refrito –muy entretenido, eso sí- de Uno de los nuestros con Flashdance y Quédate a mi lado con el telón de fondo del juego. Lo que realmente sentó cátedra y convirtió la cinta en un referente es que explica y retrata el inicio del poker tal y como se entiende ahora. Se intenta vender como un juego de habilidad y matemática en el que cada vez hay menos lugar para la suerte y los tramposos. Desde la brillante escena inicial, se sientan las normas:

Durante 15 años los fans de Rounders, que tienen su propia web, han estado esperando un Rounders 2. Sin embargo, tras muchos rumores y especulaciones, parece que el spin off se va a quedar en una especie de re-make con un estilo, a juzgar por el tráiler, mucho más grandilocuente.

Se cambia al director de Rounders, John Dahl por el joven Brad Furman, aunque se conservan los guionistas, David Levien y Brian Koppelman, quienes siguieron la estela de Rounders con la serie Tilt y el guión de Ocean’s Thirteen. No vuelven ni Malkovich ni Norton y ni siquiera Matt Damon, aunque en Runner, Runner sigue la partida Ben Affleck, amigo inseparable de Damon también en las mesas de juego. Veremos si Justin Timberlake y Affleck consiguen seguir siendo una inspiración o si se confirma que los alumnos han superado ya a los maestros.

matt damon ben affleck poker

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here