Joe y Anthony Russo habían tenido una idea que al final no pusieron en el filme y que involucra a Katherine Langford. Obviamente esta noticia tiene spoilers, si no has visto la cinta… has sido advertido.

Resulta que los Russo habían planeado llevar a Tony Stark al mismo lugar al que va Thanos después de que chasquea los dedos, ahí se encontraba con su hija del futuro, que interpretó Katherine Langford, y básicamente era una escena de perdón para que Tony se pudiera ir con la conciencia tranquila. Esto es lo que dijo Joe Russo al respecto:

La intención era que esta hija del futuro, porque estos filmes tratan sobre magia, su hija del futuro lo perdonaba y le daba paz para que se fuera. La idea se sentía resonante. Pero eran demasiadas ideas en una película sumamente complicada.

Que bueno que lo cortaron. Además se sabe que esa escena terminó confundiendo a las audiencias de prueba. El gran problema de Avengers: Endgame es que mientras más la ves, menos tiene sentido y tener esa escena hubiera sido la cereza en un pastel lleno de confusión.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here