Adam McKay ya nos había sorprendido con anterioridad con su película The Big Short en donde vimos como el sistema financiero de Estados Unidos tronó en 2008, todo de una manera sumamente divertida y entretenida. Básicamente fue ver como todo un país recibía una salvaje violación por parte de los banqueros… sin impunidad.

Siguiendo esa misma temática McKay regresa con todo con El Vicepresidente: Más Allá del Poder (Vice), un nuevo filme lleno de humor que nos muestra la tenebrosa figura de Dick Cheney, quien de manera práctica fue quien gobernó en la administración de George W. Bush. De hecho es muy interesante ver el comienzo de este personaje como un buscapleitos y borracho que gracias a su esposa Lynne Cheney logra salir del chiquero en el que se encontraba… tanta fue su influencia que se convirtió en uno de los hombres más poderosos del planeta.

La historia sigue a Cheney desde sus inicios y como bien aclaran al comienzo, algunas cosas son completamente inventadas pero consiguen contar la historia de una manera magistral. El guion de la película es sumamente inteligente y nos deja ver como es que un país tan poderoso alberga políticos tan corruptos como en cualquier otro lado… y de hecho eso lo hace más terrorífico todo.

La actuación de Christian Bale es formidable. Realmente se apropia del personaje de Dick Cheney y lo hace tan suyo que pareciera que estás viendo al viejo vicepresidente en acción. Obviamente hay que mencionar la transformación corporal de Bale quien engordó bastante para parecerse lo más posible a Cheney. Definitivamente vamos a ver como Bale recibe el Oscar…

Sam Rockwell merece también una mención honorífica por su interpretación de George W. Bush, siento que capturó a la perfección a ese presidente que terminó siendo tan odiado por muchos estadounidenses. Seguro ganará el Oscar.

De Amy Adams ni se diga, su desempeño es excelente al dar vida a Lynne Cheney. De hecho ella y Bale cargan todo el peso de la película sobre sus hombros y logran ser una pareja perfecta e increíble en pantalla. También tiene una caracterización fenomenal a lo largo de la trama porque va envejeciendo… se ve tan natural el maquillaje que asombra.

El Vicepresidente: Más Allá del Poder es una película cargada con un mensaje liberal muy claro y de cierta manera apunta el dedo para decir: fue este cabrón. Espero que eso le sirva de lección a todos los Estadounidenses…

Vale muchísimo la pena ver El Vicepresidente: Más Allá del Poder, si no consigues verla en el cine, intenta hacerlo en cuanto puedas. No te va a decepcionar, te ríes un rato y aprendes un poco más sobre como funciona el mundo.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here