Hace seis años hubo una fiebre (paradójicamente) muy cabrona con Frozen. Veías a todas las niñas de cinco a ocho años con sus vestidos de Elsa cantando “Libre Soy” a todo pulmón por todas partes. Estuvo muy cabrón ese pedo.

Seis años más tarde, es 2019, Disney ha estado muy atento de pegarse a los eventos sociales del momento como el #MeToo, la inclusión, igualdad de género, lo políticamente correcto y todo eso que le ha quitado el sabor a la vida gracias a la policía del pensamiento. ¿Cómo logra sobrevivir Frozen 2 en un mundo que ha cambiado tanto?

Desafortunadamente no lo logra. No sobrevive, fue un parto de alto riesgo y salió muerto el producto. Esto lo digo porque Frozen 2 llega en un tiempo en el que creer en el amor entre hombre y mujer es visto como una antiguedad digna de estudio. En el que la mujer tiene que estar más empoderada que el hombre (aquí la igualdad nos vale tres metricfucktons de riata) para valer algo en la vida.

image - Frozen 2: La Reseña Cinergetica

En Frozen 2 vemos que Disney decide regresar al pasado de Ana y Elsa para meter una subtrama que involucra a algo parecido a… ¿Nativos americanos? Como que es una especie de metáfora de eso… el chiste es que en el pasado los blancos y los nativos estaban viviendo felices hasta que deciden traicionarse, lo cual hace que el espíritu de la naturaleza expulse a todos del bosque.

Pero años más tarde, ya con Elsa en el poder, una extraña voz y terribles catástrofes que azotan a Arandelle, ponen en marcha la trama principal en la que lo importante es cantar y cantar, salvando así a la naturaleza y al pueblo, descubriendo en el camino el origen de Elsa y su verdadera misión en la vida.

La película tiene una trama muy regular, hasta podría decir que al guion le faltó trabajo ya que no logra conectar nunca la trama principal con cualquier cosa. Los personajes terminan valiéndonos madre (bueno, todos menos Sven, creo que es el único con el que se puede empatizar) y lo único que querrán es que esta cinta ya termine para poder ir a hacer el súper.

Frozen Elsa Powers 1200x676 - Frozen 2: La Reseña Cinergetica

Las canciones… meh. Lo mejor es escuchar la voz de Idina Menzel que está sumamente cabrona. Logra unos tonos increíbles, aunque gastados en una banda sonora que se siente más por obligación que por inspiración. La animación está muy bien, como todas las películas de Disney. El nivel de detalle en los personajes es mayor con respecto a la cinta anterior y me gustaron bastante los paisajes (CGI).

Frozen 2 es una de las secuelas innecesarias que Disney ha producido y que seguramente la van a romper en taquilla. Ahora las chavitas de cinco a ocho años ya tienen de 11 a 14. Ya están en la adolescencia y… ¿Les va a interesar? Me parece que si, porque hay cierta madurez en los personajes y cierto crecimiento (representado por Olaf, el adolescente incomodo) con el cual se van a identificar.

Frozen 2 no es una película mala, pero si mediocre. Bien pudo haber sido mucho mejor con una historia más interesante y con canciones sin el punch. Ni trayendo al cuate de Panic! at the Disco la arman. Ve esta película bajo tu propio riesgo.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here