A decir verdad, esta es una de las mejores películas del año. No por nada fue nominada a los Oscares. Tanto la actuación, como la historia y la dirección son totalmente auténticas. Viggo Mortensen y Mahershala Ali representan con sus personajes el símbolo de la amistad y hermandad con todo su esplendor.

Tocando temas de racismo, injusticia social, corrupción y en general, el aspecto negativo de la naturaleza humana, estos dos personajes inusuales se juntan para probarle al publico que esa oscuridad siempre puede vencerse cuando uno junta suficiente animo y paciencia para comprender a su semejante. Toda la trama se basa en la premisa de que si uno es valiente, puede ser empático y compartir diferencias con los demás.

Inspirada en una historia real, un pianista afroamericano y un migrante italiano recorren todo Estados Unidos para descubrir que el racismo y los problemas sociales esta a la orden del día. Sufriendo peligros y humillaciones, juntos deben fortalecer su relación poco a poco, lo cual es a mi parecer, lo mas fascinante de la historia.

Green Book

Ambientada en los sesentas, el diseño de producción es genial porque realmente logra sumergir a uno en el pasado con todo y el vestuario y arquitectura de una Norteamérica en pleno desarrollo industrial y de su famoso sueño americano. El viaje por las autopistas, los moteles y las casas de alta alcurnia, hacen que la trama resulte creíble y de cierta manera, cautivadora.

Peter Farrelly dirige Green Book: Una Amistad sin Fronteras de tal manera que busca denotar lo incomodo y vergonzoso que resultan las personas cuando por creencias viejas o inciertas, ponen la dignidad de sus semejantes por los suelos. Las tomas, las expresiones y ediciones parecieran estar pensadas para incrementar las emociones de discordia, de amor y de coraje. En resumen, el trabajo de este cineasta famoso por la comedia principalmente (Una Pareja de Idiotas, Loco por Mary), busca resaltar el lado tierno y romántico del ser humano pero sin llegar a ser pretencioso.

Green Book

Algo curioso y que vale la pena también mencionar, es que esta película seguramente esta hecha con mucha cercanía a lo que realmente sucedió. Esto porque el mismo Nick Vallelonga (pariente cercano de Tony Vallelonga) fue quien participo en la creación del guion, y fue el quien recibió la venia de Don Shirley (el pianista dramatizado en el filme) para que en efecto, se contara la historia tal y como se ve en la pantalla grande.

Finalmente y por otra parte, hay que notar como en todo momento de la historia se nota que todo el elenco y la producción en si le dieron el respeto debido a lo que leyeron en el screenplay. Diálogos fluidos, emociones exaltadas oportunamente y a veces un poco de improvisación son detalles ineludibles.

Eso, sumado al hecho de que este pasado 2018 hubo pocos filmes de este tamaño y calidad, yo diría que debería de ser de las que gane mas Oscares. En mi opinión, debería de llevársela por mejor actor, mejor actor de reparto y mejor guion original… Esto porque es sin dudas una obra maestra con bajo presupuesto que pone en alto el renombre de Hollywood una vez mas. Esperemos solo que la academia siga teniendo ese espíritu critico y no se vaya por las tendencias y modas políticas y sociales que bien pueden representar Roma de Cuarón.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here