Como dirían los fanboys: “The hype is real.” La película del Guasón dirigida por Todd Phillips, bien conocido por la trilogía de ¿Qué Pasó Ayer? se ha hechado un 10 con esta cinta que nos muestra el origen del villano más icónico de Batman.

¿Hay motivos para preocuparse por la seguridad de la gente en la sala? Recuerdo lo de los tiroteos de Aurora cuando se estrenó The Dark Knight… la gente está muy loca y fuera de si, pero esa película en particular es muy calmada a comparación Guasón. Este filme es incendiario y definitivamente si podría representar ciertas problemáticas para la gente que vaya a verla en EUA.

Guasón es un “estudio de personaje” que sigue a Arthur Fleck, un payaso fracasado que intenta incursionar en el stand-up y que sufre de problemas mentales. Siempre ha sido reprimido, en primer lugar por su madre controladora. En segundo lugar por el gobierno que lo llena de medicamentos y finalmente por la sociedad que no lo respeta. No es de asombrarse en que Arthur explota y da un giro radical porque se da cuenta de que todos están más pinches locos que él.

La cinta habla sobre la lucha de clases, porque en una sociedad podrida los que menos importan son los pobres, los desvalidos, los que tienen problemas mentales. Son basura para los poderosos y como analogía vemos que las calles de Ciudad Gótica poco a poco se llenan más y más de desperdicios. La gente está harta de los ricos porque representan lo peor de la sociedad y sólo faltaba un pequeño empujón para que todo se fuera al garete.

Ahí entra Arthur, quien se ve forzado a defender su propia vida en contra de tres rufianes que son de la alta clase de la sociedad en Gótica. Se deshace de ellos y la sociedad lo nota… parecería que un salvador llega para hacer lo que nadie más estaba haciendo y es cuando se forma todo un movimiento social.

Joaquin Phoenix hace un trabajo enorme, extraordinario… excelente. Creo que hasta el momento no tiene competencia en la carrera al Oscar y muy seguramente terminará ganado el galardón a menos que llegue algo mucho más cabrón. Su interpretación se siente sumamente natural, cruda y definida. Crea tensión con tan solo estar en escena.

El diseño de producción me pareció magnífico porque ayuda a construir el mundo de Ciudad Gótica de una manera que me atrevo a llamar íntima. Quiero ver que más pasa en esa Ciudad Gótica porque parece que respira y vive, que realmente es algo que podría existir y no es solo un set de Hollywood.

Phillips dirige muy bien tanto al elenco como la historia. Me sorprendió bastante porque en general ¿Qué Pasó Ayer? no tiene algo destacable fuera de la comedia (por lo menos en mi opinión). Aquí conduce muy bien a su orquesta y entrega una película profunda que no quiere predicar o imponer. Fluye como un río hacia el océano.

La crítica social en Guasón es obvia, aunque en realidad lo más importante viene con uno de los discursos que se echa el Joker en la cinta. No voy a decir spoilers, pero si es digno de analizarse. También considero que esta cinta podría llegar a tener la relevancia de Fight Club… habrá que ver si la historia le hace justicia.

También hay que destacar la participación de Robert De Niro, es excelente como Murray Franklin y es la representación de los medios y su habilidad para moldear la opinión pública. Es un presentador muy al estilo de… igual y no lo conocen, pero “Siempre en Domingo.” Va por el rating y al final… tienen que verlo.

Guasón es una de las mejores películas que se han estrenado este año, de eso no cabe la menor duda. Habrá que ver si resulta ser tan incendiaria como creo o simplemente se disipa en medio de la conformidad y lo políticamente correcto. No te la pierdas por nada.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here