Esta es la noticia que dividió al mundo… Disney decidió que la mejor actriz para interpretar a La Sirenita es Halle Bailey. En lo particular veo que esta decisión está basada en dos cosas: la polémica y el negocio.

Hay que recordar que el cine, aunque es un arte, es principalmente un negocio y lo que se hace con las producciones multimillonarias es darles el mayor empuje para que regresen esa inversión multiplicada.

La decisión es polémica porque Disney rompe con la imagen ya establecida de un personaje sumamente conocido e intenta reescribir la historia (muy al estilo de 1984) para introducir a esta actriz. ¿Por qué no conservar lo que ya conocíamos? Porque la polémica vende y multiplica la cantidad de personas a las que les llega la noticia de que habrá una película sobre la Sirenita.

Disney ha encontrado su nicho de mercado en las minorías, por lo que sería una decisión sumamente tonta no explotar esa mina de oro. La realidad es que si tu crees que todo el rollo de ser políticamente incorrecto, inclusivo y un guardián de la igualdad de género es porque Disney busca librarnos de la opresión del sistema… Jajaja. No. Es negocio, es dinero, somos números.

Disfruten su mundo. A ver cuando se pone en función la policía del pensamiento.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here