Por mucho tiempo esperé que Guillermo del Toro lograra convencer a los ejecutivos de Universal para que se hiciera la tercera parte de Hellboy a su cargo… desafortunadamente eso no se logró y finalmente los derechos del personaje quedaron en el aire hasta que los retomó alguien más.

Lo peor del asunto es que hasta Mike Mignola estaba abordo con este reboot de Hellboy y la verdad es que llamarlo decepcionante se queda corto. ¿Qué pasó con la pasión por hacer una buena adaptación? Al parecer se quedó perdida en medio de una bolsa de dinero por sacar algo rápido y no perder esta propiedad intelectual.

Pero bueno, la historia en esta ocasión nos muestra a Hellboy, interpretado muy bien por David Harbour, que ya tiene rato en el buró de investigación y defensa paranormal, B.P.R.D, y ahora por una razón u otra está buscando la forma de detener a una antigua bruja interpretada por Mila Jovovich, quien quiere destruir a los humanos para que las criaturas mágicas puedan volver a habitar el planeta.

La premisa es clara y con potencial, pero la ejecución en pantalla es mala y decepcionante. La trama es sumamente convenenciera, es decir, pasan las cosas porque necesitan pasar para que la trama no se atore. Las actuaciones son buenas por parte de Harbour e Ian McShane (quien interpreta al papá humano de Hellboy) y el resto van de lo normal a lo pésimo (Jovovich, cough cough).

El gran problema de la cinta (bueno, otro de los grandes problemas) es que nunca encuentra su tono. Se siente una narrativa diluida e inclusive haber metido la leyenda arturiana debilita al personaje principal. Tampoco se explora a detalle porque Hellboy puede traer el fin de los tiempos a la Tierra… todo es como de embarrada.

Hice lo que pude por intentar que me gustara la película y tiene partes que funcionan muy bien. Pero son esporádicas y no terminan de llenar una trama que es pobre. Por ejemplo, me gustó la parte en la que empiezan a salir un montón de demonios y se ve la ola de destrucción que causan… esas imágenes son tremendas y simplemente fantásticas. El humor de Hellboy como personaje y sus respuestas rápidas e inteligentes son excelentes… pero es todo lo que se puede decir.

Hay un exceso de sangre y palabrotas (y eso que yo soy sumamente mal hablado) que no van con la trama o el tono. Se podrían haber ahorrado todo eso sin ningún problema, pero hay que recordar que no lo hacen porque uno de los puntos “fuertes” para vender este filme es que está clasificado R (para adultos, pues).

Me siento decepcionado y triste porque quería ver algo mucho más chingón en pantalla y esto es un esfuerzo de mediocridad. Sé lo cabrón que es hacer películas, es sumamente difícil y es como mover una ciudad, pero aquí podrían haber arreglado muchos problemas desde el guion.

¿Es esta la peor película de superhéroes que se ha hecho? Debo decir que por lo menos en los últimos cinco años así es… y eso es un incidente desafortunado porque sé que va a fracasar Hellboy en taquilla y eso cierra oportunidades a otras cintas del género fantástico.

No veas Hellboy, no la puedo recomendar. Pero si de cualquier forma vas, hay dos escenas pos-créditos que necesitas ver para sentir que la experiencia fue un poco más completa… aunque la verdad al salir del cine me sentí con un severo vacío existencial y no de los buenos.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here