Categorías
Review

Jojo Rabbit: La Reseña Cinergetica

Jojo Rabbit es sin duda alguna la mejor película del año: Es una historia con un sin fin de simbolismos que intentaran salvarte de tu propia esclavitud.

¿Quien necesita de Platón o del mismísimo Sócrates cuando tienes la genialidad de Taika Waititi. El buscarle sentido a la vida nunca había sido tan sencillo. Con esta producción que trae para ustedes 20th Century Fox, llega una promesa de Oscar.

El cuento es simple pero profundo en sus confines: Un niño y Hitler como su amigo imaginario, quienes juntos emprenden la aventura de sus vidas al ir en ese autodescubrimiento que buscan los que quieren saber la verdad detrás del delgado velo de la realidad.

La excepcional y cándida interpretación del joven Roman Griffin Davis hacen que todas las piezas caigan donde deben. La personificación de Waititi como Hitler y la destreza de Scarlett Johansson para hacer que por momentos parezca La vida es Bella. Todos los detalles arman en su conjunto una obra magistral irrepetible y única en su tipo.

JoJo Rabbit

Todo sucede durante la Segunda Guerra Mundial, ya casi cuando pierde Alemania el poder que había ido acumulando. Es en ese fin de ciclo que un niño se atreve a desenmascarar su verdadera esencia, combatiendo sin saberlo, contra si mismo todo el tiempo. Obviamente que todo sucede mediante la inocencia e ingenuidad del protagonista, para que cuando menos lo esperes, te sientas identificado con su papel.

Así, conducido por esta aventura que inicia con todo el animo en alto y siguiendo creencias equivocadas, se transformara pronto en una odisea por el que el héroe de la historia deberá conquistar al amor (Thomasin McKenzie) y su propia divinidad al salir de la ilusión infantil en la que cayo dormido antes de que llegue la madurez y la razón.

JoJo Rabbit

Es esa transformación la que nos debe interesar a quienes buscamos darle sentido a nuestras vidas. Siempre actuando bajo creencias ajenas; ejerciendo las facultades humanas en direcciones equivocadas. Todo para que al final lleguemos al callejón sin salida al cual todo buscador se encuentra en su propia aventura.

Veamos pues a JoJo Rabbit como el símbolo de la inocencia y de la mera divinidad, que a través del sufrimiento y la experiencia poco a poco va quitando las capas que recubrían su rostro y por lo tanto resplandor. Tambien veamos a Hitler como aquel co-protagonista de todo individuo en su vida, como aquel simbolo del “falso yo”, el cual solo sobrevive cuando la divinidad se duerme en sus laureles y deje que la guie por el camino del caos y destrucción.

JoJo Rabbit

Oh si, hay mucho caos y destrucción como bien decia Dante. P[ara salir de la oscuridad y llegar a la luz debe haber un camino plagado de obstaculos, llamese mala suerte, errores y hasta accidentes casi mortales como los vive Jojo en varios momentos del filme.

Todo lo anterior motivado por un soundtrack de super alto budget. The Beatles y David Bowie ambientan esta trama para que sueltes lagrimas de emoción cuando llega la catarsis del personaje principal. Creo que por esto mismo la música es también un personaje de la historia, porque sin esa vibra que emana de los sonidos, nada de lo que ocurre en escena tendría el color cómico trágico que hace tan especial a la historia.

Por lo anterior, el filme debe ganar el Oscar…

 

Por Antonio O.

Músico de nacimiento, expreso a diario las mejores notas en la única revista digital que rockea todo lo que publica. ¿Tienes una banda y quieres promoverla? Envíame un correo a vivarock@origenmedia.com o por medio de las redes sociales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.