Con una historia original creativamente hablando, Mark Bomback de la mano de la novela escrita por Garth Stein, hace una esplendida narrativa de lo que significa ser perro… o mejor dicho, de lo que significa ser un alma encarnada en canino dispuesta a aprovechar la oportunidad de aprender de la vida solo mediante sensaciones, olores y sonidos para en algún momento, evolucionar y encarnar como humano.

Imaginate eso. Eres un canino y tienes un amo amoroso que da todo por ti y hace que solo la pases genial todo el tiempo. Ademas, como eres un alma dispuesta a aprender, todo lo que te sucede siempre le ves el lado amable y como alimento para poder nutrirte de conocimiento para así evolucionar a un plano superior de existencia…. Creo que es fenomenal la disyuntiva que propone The Art of Racing in the Rain -en español, Mi Amigo Enzo.

Y es que desde esa perspectiva, toda la historia recorre sus altas y bajas alrededor del protagonista humano, Milo Ventimiglia, mostrando a Enzo -el canino-, que todo lo que sucede en la vida es siempre parte de un aprendizaje vital que llevara a la comprensión de que todo lo que viven los humanos tiene un lado bueno y un lado malo, causando siempre esa resonancia en el universo para en un futuro, resarcir daños u otorgar frutos sabrosos.

mi amigo enzo

Creo que básicamente por ese rollo místico, esta película es la mejor que hay en su genero. No solo utilizan a los perritos para mostrar el lado romántico y amigable de la vida, sino también para transmitir un mensaje de despertar de consciencia especialmente dirigido para aquellas almas en pena que aun continúan en su peregrinación sufriendo y quejándose de todo lo que les ocurre.

Hablando de las actuaciones, definitivamente son un punto clave para hacer funcionar toda la trama y que esta no resulte pretenciosa ni cursi en ningún momento. Es un elenco sensacional que hace enaltecer la obra escrita por el autor de la novela. Creo que se ha de sentir orgulloso por tener tan gran adaptación en la pantalla grande.

Amanda Seyfried, Milo, y la voz de Kevin Costner para darle vida al alma de Enzo… todos ellos hacen una excelsa interpretación que sin dudas te harán soltar algunas lagrimas durante la aventura canina. Sobre todo en los momentos clave en los que Enzo va haciendo consciencia de lo que ha vivido y como esta agradecido con la vida perruna que le ha tocado vivir.

mi amigo enzo

Por otra parte, el hecho de que todo gire en torno a las carreras y autos rápidos, hace que esa onda buena onda y perseverancia en la atmósfera cobre completamente sentido a la hora de cruzarse con los obstáculos y giros inesperados de la historia. Siempre hacia adelante, sin detenerse por nada del mundo… justo como si fuera una carrera de verdad, en donde el piloto sabe que debe correr con la mentalidad de mantener su posición sin importar los choques, llantas ponchadas y demás altercados para así alcanzar la meta como ganador.

Entretenida de principio a fin, divertida por las situaciones casi siempre cómicas y agradables que vive Enzo, este drama se debería llevar algún Oscar. Por lo menos para la mejor adapatción de guion. Cada linea que dice Costner esta en el lugar adecuado, en el momento oportuno, y siempre enseñando una lección sobre la amistad, la lealtad, la felicidad real y el agradecimiento.

Recomendada al 110%.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here