¿Alguna vez te has preguntado que diferencia existe entre una persona ordinaria y una extraordinaria? ¿Que es lo que hace diferentes a los famosos de los que no lo son? Estas preguntas junto con otras mas de ese mismo tipo son respondidas maravillosamente en este filme dirigido, co-escrito y co-protagonizado por Bradley Cooper.

El romance, el drama, un poco de humor y el arte musical se prestan para poder expresar con simpleza, belleza y sutileza lo que hace a un ser humano grandioso en todos sus aspectos. Como resaltar el físico, el talento, las virtudes y habilidades de la protagonista Lady Gaga es el cimiento que construye esta historia nuevamente adaptada por cuarta vez -o algo así.

Nace una Estrella

En ese sentido, Nace una Estrella es un filme producido por Warner Bros con la intención plena de llegar a los Oscares teniendo nominaciones por mejor película, mejor guión, mejor actor, mejor actriz y porque no, mejor banda sonora… Y si me dejaran decidir sin duda alguna les daría todos los Oscares. Esto porque la verdad y a mi parecer, este año no ha tenido otras grandes películas que hagan pensar en darles estos merecimientos.

La historia como tal, narra como una chica ordinaria se transforma en extraordinaria al conocer a un artista talentoso y famoso que la impulsa a lograr todos sus sueños e ideales. A través de vencer miedos, dudas y demás adversidades, se convierte en un viaje simbólico hacia la luz, hacia la verdad absoluta: ser quien eres es la única meta que vale la pena alcanzar.

Con música country, rock y pop, la película ambienta a la perfección la transformación que viven los personajes. Casi como musical, Cooper y Gaga interpretan sus rolas con devoción y honestidad, plasmando en cada escena un sentimiento distinto y único para el proceso interno que van atravesando conforme avanza la trama y todo se va haciendo mas claro para ambos: el amor no puede sobrevivir sin sacrificios.

Nace una Estrella

Ese es otro tanto que merece la pena ahondarse un poco. El tema del amor y el romance es tocado aquí por Bradley Cooper como todo un sabio en el tema. El hombre actuando como “macho alfa” y la mujer actuando como “chica alfa” muestran al publico como es que puede florecer ese  sublime sentimiento cuando hay adversidades de por medio, tales como las drogas, los contratos jugosos con las disqueras, las giras internacionales y el clásico dilema del: “¿Que dirán los demás?” -en este caso, la familia de la personaje de Gaga.

Por otra parte, tenemos la cuestión de lo que significa la fama desde la perspectiva de una persona ordinaria que se transforma en extraordinaria. El hecho en si esta en que, cuando uno es autentico y desarrolla su talento de manera natural y fluida, lo único que puede suceder es que la fama llegue sin que uno lo note. Para Ally, la chica con voz especial y dotes innatos para tocar piano e interpretar apasionadamente sus rolas, esto sucede así tal cual: la descubren y pronto se coloca en las primeras posiciones de los charts internacionales.

En general, el filme esta pensado para ser visto por todos los públicos posibles. Es de esas producciones que tardan años en pensarse y desarrollarse porque le ponen mucho cuidado al mensaje que quieren transmitir. Por eso vale la pena verla por lo menos una vez teniendo la mente abierta y el corazón bien presente para poder sacarle toda la pulpa filosofía posible.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here