Si están en edad de tomar vino, hay algunas reglas. Dependiendo de cual sea el origen del mismo se sabrá la probabilidad de que ya sea vinagre… Existe la cosecha, crianza, reserva y gran reserva -puede haber otros pero en general son esos-. Mientras más cercano sea el año que viene marcado en la botella será siempre mejor.

Y bueno… ¿Qué tiene que ver esto con Quentin Tarantino? Tarantino quiere envejecer como el bueno vino y no convertirse en vinagre de acuerdo a lo que ha dicho para Playboy en entrevista:

No quiero ser un cineasta viejo. Quiero detenerme en cierto punto. Los directores no se vuelven mejores mientras son más viejos. Usualmente los peores filmes de su haber son los últimos cuatro finales. Soy todo por mi filmografía, y un mal filme jode hasta tres buenos… cuando los directores se pasan de época, no es bonito.

¿Es miedo eso que detecto? Que onda con Quentin… En fin, después dijo lo siguiente:

Estoy en un viaje que necesita tener un fin y no que sea yo tratando de tener otro trabajo. Quiero que este viaje artístico tenga un climax. Quiero trabajar hacia algo. Te detienes cuando te detienes, pero en un mundo lujoso, diez películas en mi filmografía estarían bien. He hecho siete. Si cambio de parecer, si salgo con una nueva historia, regresaría. Pero si me detengo en 10, eso estaría bien como una declaración artística.

Y ahí está. Su razón para retirarse es que no quiere hacer cochinadas… desde cierto punto es comprensible, pero soy de la filosofía de que echando a perder se aprende y no vale la pena estar deteniéndose, es mejor seguir siempre avanzando e ir corrigiendo las fallas en el camino.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here