Las Dos Reinas… la verdad es que esta es una película que sirve como un vehículo doble para Margot Robbie y Saoirse Ronan, quienes muestran sus grandes dotes actorales pero nada más.

De hecho la trama puede llegar a sentirse sumamente pesada a momentos y es que exageran en todo el desarrollo de ambos personajes principales, María Estuardo e Isabel I. Es un mega-choque de personalidades que luchan por las causas que creen justas… si has visto Juego de Tronos, se parecen en el sentido de que todos buscan sentarse en el Trono de Hierro, sólo que aquí se pelean por Inglaterra y demás.

¿De qué trata Las Dos Reinas?

Explora la turbulenta vida de la carismática María Estuardo. Reina de Francia a los 16 y viuda a los 18, María desafía la presión de volver a casarse. En lugar de eso, ella regresa a su natal Escocia para reclamar su legítimo trono, pero Escocia e Inglaterra están bajo el reinado de la cautivante Isabel I. Cada una de las jóvenes reinas contempla a su “hermana” con miedo y fascinación. Rivales en el poder y en el amor, mujeres regentes en un mundo de hombres, ambas deberán decidir cómo jugar el juego del matrimonio versus la independencia. Determinada a reinar como mucho más que una figura decorativa, María afirma su derecho a reclamar el trono inglés, amenazando la soberanía de Isabel. Traición, rebelión y conspiraciones dentro de las dos cortes, pondrán en peligro ambos tronos y cambiarán el curso de la historia.

En teoría la historia es muy buena, pero siento que le faltó bastante a la forma en la que la ejecutaron. Podrían haberse dado algunas cuantas libertades creativas para hacer el ritmo más rápido y que la cinta fuera más digerible.

No estoy diciendo que Las Dos Reinas sea una mala película, de hecho es una buena película que sufre con el peso de enfrentar a personajes tan llenos de poder en todos los sentidos.

Vale la pena ver Las Dos Reinas, aunque le daría más chance como una cinta de streaming.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here