Después de muchas suposiciones y teorías, por fin pudimos ver X-Men Primera Generación, y la verdad aunque no fue exactamente lo que esperaba, no me decepciono para nada. Aunque eso sí, con la secuencia que habíamos visto en las otras películas de los X-Men, rompe mucho de la cronología, porque vemos cosas que hacen que queden fuera de la línea.

De principio de cuentas conocemos a tres personajes principales, por un lado Erik Lehnsherr, el futuro Magneto, interpretado por un genial Michael Fassbender, mientras que por otro lado conocemos a Charles Xavier (James Mcavoy) y a Raven (Jennifer Lawrence), quienes desde niños se conocen y se hacen amigos, o más bien Xavier la adopta como su hermana menor.

Y entrando en materia, pasando el intro de los dos personajes principales, conocemos a Moira MacTaggert (Rose Byrne), quien es agente de la CIA, y está investigando a Sebastian Shaw (Kevin Bacon) y su Hell Fire Club, donde descubre la manipulación que este ejerce tanto en EUA como en la URSS, para generar una guerra.

Lo que hace que esta busque a Xavier para detener a Sabastian, y lo que lleva a este a conocer a Erik con quien entablara una gran amistad, y con quien empezara a reunir un equipo de mutantes para enfrentar al Hell Fire Club.

La verdad es que en cuanto a los mutantes elegidos, me gusto mucho la selección, sobre todo, por que explotan muy bien sus poderes con los efectos especiales, sobre todo el de Havok que se ve genial, aunque lastima por Beast, de quien no me gusta nada su aspecto.

Igual sucede con el personaje de January Jones, Emma Frost, quien para mi gusto aparece muy poco, a lo que yo esperaba que apareciera en la película, aunque la historia lo compensa, salvo por el final que para mí fue malo, porque fue una de las partes donde rompieron más con la continuidad de las movies y de la historia en general de los X-Men.

Pero la verdad asiendo a un lado lo que hemos visto con anterioridad de los X-Men, la película es muy disfrutable, la trama está bien llevada y la presentación de los personajes, nos hace entender a la mayoría, aunque por ahí quedan cabos sueltos.

Y es que al verla uno comprende bien a Magneto, el por qué se vuelve el villano, pero por otro lado el que queda fuera de lugar es Xavier, pues hasta en algunos momentos parece sin sentido su idea de que todo se resuelve con la paz, y que todos pueden ser buenos, pues después de todo, el siempre tuvo todo lo que quería.

Otro punto a favor da la movie, es el soundtrack, pues durante la película escuchamos varias rolas que son de la época en la que se suponen ocurre la película, además de que encajan perfectamente.

Así que en resumen, es buena la película, aunque eso sí, deben de tomarla como un reboot, que seguramente eso es, y pronto veremos una nueva trilogía, al menos si esta triunfa en taquilla, que al momento de escribir esto, escuche que tuvo un buen arranque a comparación de lo que se esperaba.

Como dato extra, les digo que a mitad de la movie hay un cameo divertido y eso si a diferencia de las demás movies de los X-Men y Marvel, esta no trae nada al final.

Comentarios

comentarios

1 Comentario

  1. Hola Dardo, estoy de acuerdo con tu comentario. Definitivamente es un reboot, algo asi como la trilogia de Batman del Sr. Nolan. Pero igual me parecio muy disfrutable, me parecio interesante el origen de muchas cosas y la relacion antagonica y a la vez fraternal de Erik y Xavier. Muy entretenida y disfrutable. Nos seguimos hablando. En estos dias publico mi post.

    GuillermoE
    http://www.cine-mbargo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here