E.L. James está por convertirse en el monstruo épico del que guardan todas las leyendas mitológicas. Para Cincuenta Sombras de Grey le permitieron control creativo sobre la película, lo cual terminó con un final decepcionante, además de que la producción estuvo plagada por disputas de control con la directora Sam Taylor-Johnson.

El más reciente progreso en esta historia de terror es que ahora E.L. James quiere escribir el guion de Cincuenta Sombras Más Oscuras ella solita. Si te has atrevido a leer algunos de los libros de esta trilogía pornográfica, sabrás que su estilo de escritura está entre un adolescente disléxico y un borracho que no sabe escribir. ¿Qué podría significar para la secuela?

El horror… el horror. Variety es quien reporta la situación y confirma que ni Taylor-Johnson ni Kelly Marcel regresarán a la secuela… ¿Por qué no también dejan que E.L. James dirija? Si van a meter la pata (más) que lo hagan hasta el fondo del charco.

De hecho esta discusión está provocando que la producción se retrase y es posible que no comiencen a rodar cámaras sino hasta principios del 2016… Allá va la tradición de sacar una secuela por año (establecida desde los remotos tiempos de Harry Potter).

En fin, mi opinión es que deberían dejar descansar esta saga y no hacer otra película más. Con una ya fue un experimento lo suficientemente notable como para caer en algo verdaderamente peligroso, como ceder más control creativo a E.L. James.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here