Reseña de Cruella

Finalmente ha llegado a Disney+ una película que quería ver. Cruella llegó al servicio de streaming y debo decir de entrada que es una película sumamente entretenida y divertida. ¿Es una cinta original, libre de inclusión forzada y demás aspectos de la pseudo-cultura actual? Nel pastel.

Pero no le quita que sea una historia que corre muy bien a lo largo de sus poco más de dos horas. Emma Stone protagoniza como Estella, una chica que desde pequeña se ha tenido que enfrentar al mundo. Tras presenciar el asesinato de su madre, Estella es dejada en la calle y tiene que arreglárselas… conoce a Gaspár y Horacia, un par de chicos en situación de calle y que la meterán al mundo del robo y el engaño… ¿Suena cabrón no? Pero la verdad es que todo es llevado sumamente leve, evitando los pozos oscuros del realismo.

Estella siempre ha tenido una personalidad escondida: Cruella. Su lado oscuro. Esa mujer que está dispuesta a realizar lo que Estella no se atreve. Me parece sumamente interesante ver como manejan eso y el punto en el que Estella simplemente truena y se le quema el switch… nuevamente, no hay consecuencias muy oscuras, pero si reveladoras del personaje.

En fin, la trama es muy similar a la de Maléfica y aquí vemos que Cruella realmente no era mala, el mundo la hizo así y blablabla. Por eso no digo que sea sumamente original, pero está bien llevada. ¿Tiene alguna profundidad la película en si? Podría decirse que si, pero es profunda dentro de su superficialidad. Son las lecciones Mickey Mouse a las que Disney nos ha acostumbrado a lo largo de estas producciones live-action. Nada nuevo bajo el sol.

Ahora, el rollo de la inclusión forzada… es relativa. Vemos cambios de etnicidad para Anita Darling y Roger, pero es todo. No tiene efecto sobre la trama porque sus personajes son poco trascendentales y de momento solo sirven para poder avanzar la trama. Pero están ahí para elevar la bandera de que Disney es para todos (a pesar de tener a una mujer caucásica como protagonista, porque ahora los villanos son los blancos).

El diseño de producción es magnífico. Desde el vestuario que toma una posición sumamente relevante hasta las caracterizaciones y escenarios. Todo está hecho con una calidad que da envidia. También la fotografía es para destacarse, tiene el estilo setentero, obviamente con manejos de cámara más suaves, pero la forma está ahí.

El soundtrack es también es extraordinario. Se ve que le dedicaron un buen rato a pensar que canciones podrían llevar la historia de una manera más fluida y lo consiguen. Desde los Stones hasta los Doors y los Zombies hacen su aparición y eso me gustó mucho.

¿Es Cruella una película que vas a olvidar después de verla? Posiblemente, pero la mayoría de las películas actuales son así. No generan impacto y no tienen nada que puedas recordar. Aquí lo destacable es la actuación de Emma Stone y los vestuarios. Emma Thompson también es remarcable, pero fuera de eso… Son perritos CGI, se cambió la esencia del personaje de Cruella por algo amigable para las generaciones frágiles y… no deja nada. Divertida, entretenida… pero no hay más. Es un buen producto y vale la pena verlo, sobre todo si ya tienes Disney+.

Por Dave

Cineasta. Lo demás es exposición. Sigueme en twitter @elfamosovade. Gamertag y PSN: The Great Dudes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.